INDICADORES ECONÓMICOS TRM

25/07/2024

$ 4.047,66

+$ 37,13

Precios de Referencia FFP - 1/2023

$ 3.573

Indicadores Precios de Referencia FEP - 06/2024

IPML $3.697.754 - IPME $3.616.187

Precio de referencia FFP – 12/2023:

Precio de referencia del aceite de palma crudo para el cálculo de la cuota del Fondo de Fomento Palmero de acuerdo con la Resolución 0536 del 29 de diciembre expedida por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Indicadores precios de referencia FEP – 06/2024

  1. IPML: Indicador precio paridad de importación de referencia para el aceite de palma crudo en el mercado local del mes de junio de 2024. (Resolución FEP 259/ 2024)
  2. IPME: Indicador precio paridad de exportación de referencia para el aceite de palma crudo en el mercado de exportación (Zona Centro – Mercado Europa) del mes de junio 2024. (Resolución FEP 259/ 2024)

“Al gobierno le faltó defender más los intereses del sector agrícola en Alianza del Pacífico”: Fedepalma

Compartir:

El Presidente Ejecutivo de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, manifestó que el Acuerdo de la Alianza no contempla la aplicación de mecanismos de defensa comercial para productos del sector agrícola, cuando es por todos conocido que este mercado se ha caracterizado por tener fuertes distorsiones, creadas por los subsidios y apoyos directos que recibe generalmente su producción.

 

  • El Presidente Ejecutivo de Fedepalma, Jens Mesa Dishington, manifestó que el Acuerdo de la Alianza no contempla la aplicación de mecanismos de defensa comercial para productos del sector agrícola, cuando es por todos conocido que este mercado se ha caracterizado por tener fuertes distorsiones, creadas por los subsidios y apoyos directos que recibe generalmente su producción.

Bogotá, 11 de febrero de 2014
 
Si bien la Alianza del Pacífico como acuerdo de integración entre Chile, Colombia, Perú y México, tiene una importancia geopolítica para nuestro país al abrirle paso a su inserción en la cuenca del Pacífico, es claro que los resultados de la negociación comercial podrían haber sido mucho mejores para el sector agrícola en general y la agroindustria de la palma de aceite en particular, planteó Jens Mesa Dishington, Presidente Ejecutivo de Fedepalma.
 
Colombia tiene un mercado de aceites y grasas que alcanza 1,4 millones de toneladas y produce cerca de 1,2 millones, de las cuales la gran mayoría responde a aceites de palma y palmiste. Por su parte, la Alianza cuantifica un mercado total de aceites y grasas del orden de 4,5 millones de toneladas y una producción de 3,6 millones, que en lo correspondiente a nuestros socios comerciales en dicha alianza, recae en aceites vegetales y animales sustitutos de los de palma como son aceites de colza, soya y pescado.
 
El dirigente gremial expresó que los términos en que quedó negociada en la Alianza del Pacífico la cadena de semillas oleaginosas, aceites y grasas, si bien en la práctica podría no tener repercusiones directas en el corto plazo para esta agroindustria, – en la medida en que Chile, Perú y México son deficitarios en aceites y grasas-, sí constituye un motivo de gran preocupación, pues establece un precedente que puede tener graves implicaciones a futuro, en la medida en que contempla la eliminación de instrumentos de política comercial de gran importancia para el sector palmicultor, como es el Sistema Andino de Franjas de Precios, SAFP; lo cual constituye un precedente desafortunado para la negociación de nuevos acuerdos comerciales, o incluso, en la posible renegociación de los ya firmados, donde, en buena medida, el sector logró mantener este importante mecanismo de estabilización de precios.
 
Lo anterior adquiere mayor relevancia si se tiene en cuenta que la Alianza del Pacífico cuenta ya con países observadores que quieren ingresar a este marco de integración, como Canadá, Uruguay, España, Costa Rica, Panamá y Australia, entre otros.
 
“El Gobierno Nacional nos ha manifestado que esta situación no será un precedente en otras negociaciones; sin embargo, la manera como  tradicionalmente se adelantan las negociaciones comerciales no nos permite tener confianza en ello”.
 
Mesa Dishington mencionó que al Gobierno Nacional le faltó defender más los intereses del sector agrícola colombiano, y prueba de ello es que el Acuerdo de la Alianza no incluye la aplicación de mecanismos de defensa comercial para productos del sector agrícola, toda vez que éste se ha caracterizado por registrar fuertes distorsiones. En ese sentido, compartió los planteamientos expresados recientemente por la Sociedad de Agricultores de Colombia, SAC, gremio cúpula del sector agrícola, que ha realizado serios reparos a la negociación de la Alianza del Pacífico.
 
Finalmente, el vocero gremial se refirió a la deficiente competitividad del país para aprovechar un acuerdo de esta naturaleza, e indicó que el principal reto de Colombia es precisamente mejorar su competitividad, si de verdad se quiere que los sectores productivos, en especial del agro, puedan ser sostenibles en un mercado cada vez más abierto al comercio internacional.
 
Al respecto, Mesa Dishington hizo énfasis en que si bien en los últimos días la tasa de cambio muestra una mejoría, no puede olvidarse que Colombia tiene un rezago cambiario, y que el peso colombiano desde 2003 ha venido registrando un proceso de revaluación, que quizás puede reflejar las condiciones de competitividad de una economía minera, pero no las de una economía productiva y agrícola como la colombiana.
 
Igualmente, el Presidente Ejecutivo señaló, a manera de ejemplo, que “no es desconocido el atraso del  país en materia de vías y  puertos especialmente, lo cual encarece el transporte  para los empresarios, dado que los costos de movilización de los productos son muy altos y las grandes  inversiones  que se están haciendo en el escenario vial no tendrán resultados a corto plazo”.