TRM 21/05/2024

$ 3.822,39

$ 0,00

0,00 %

Precios de Referencia FFP - 1/2023

$ 3.573

Indicadores Precios de Referencia FEP - 03/2024

IPML $3.762.881 - IPME $3.597.417

Precio de referencia FFP – 12/2023:

Precio de referencia del aceite de palma crudo para el cálculo de la cuota del Fondo de Fomento Palmero de acuerdo con la Resolución 0536 del 29 de diciembre expedida por el Ministerio de Agricultura y Desarrollo Rural.

Indicadores precios de referencia FEP – 03/2024

  1. IPML: Indicador precio paridad de importación de referencia para el aceite de palma crudo en el mercado local del mes de marzo de 2024. (Resolución FEP 256/ 2024)
  2. IPME: Indicador precio paridad de exportación de referencia para el aceite de palma crudo en el mercado de exportación (Zona Centro – Mercado Europa) del mes de marzo 2024. (Resolución FEP 256/ 2024)
Fedepalma
en linea
Hola, estoy en el sitio web y quisiera más información

La palma de aceite como alternativa hacia el desarrollo sostenible

Compartir:
columnista_invitado_opt1

El aceite de palma es un producto agroindustrial que representa más de 16 millones de hectáreas cultivadas a nivel mundial.

 

El aceite de palma es un producto agroindustrial que representa más de 16 millones de hectáreas cultivadas a nivel mundial. Es utilizado no solo como alimento (su consumo puede elevar el colesterol “bueno” y disminuir el colesterol “malo”), sino también en la industria oleoquímica (jabón, maquillaje, cremas) y para producir energía a través del biodiesel, el biogás y la bioelectricidad. La palma de aceite es de alto rendimiento y su cultivo sigue creciendo debido al aumento de la demanda global de alimentos y energía. Se estima que poco más del 40% del aceite utilizado en la industria de alimentos proviene de palma.

Sin embargo, en varios países el monocultivo de la palma ha causado deforestación y pérdida de humedales de gran valor en biodiversidad y carbono. De otro lado, para los pequeños productores, la llamada agricultura familiar de la palma de aceite –a diferencia de otros productos agrícolas– es un buen generador de empleo y  puede aumentar los ingresos de los pequeños productores, representando una buena alternativa de negocio agrícola familiar.

Es por las razones anteriores que se han creado iniciativas como la ‘Mesa de Palma de Aceite Sostenible’ (Roundtable on Sustainable Palm Oil), con el fin de incentivar la producción y el consumo del aceite de palma de manera sostenible y de este modo, poder brindar a los consumidores productos ecológicamente adecuados y medios de vida sostenibles a los pequeños productores. En esta Mesa se generan indicadores para el monitoreo y evaluación de aspectos relacionados con estos y otros factores de la producción. Actualmente, la FAO está adelantando un proyecto para fortalecer la capacidad en Colombia e Indonesia para medir indicadores de sostenibilidad enfocados en bioenergía para la Sociedad Global de Bioenergía. Entre 23 países, 13 organizaciones internacionales, sector privado, ONGs y centros de investigación están trabajando en los 24 indicadores seleccionados: 8 ambientales, 8 sociales y 8 económicos. Con esto, se espera que haya una mejora en el entendimiento del sector bioenergético colombiano. También se planea adelantar ejercicios similares con la palma para la industria alimentaria.

Colombia es un país mundialmente clasificado como ‘megadiverso’ y por tanto, la expansión de la frontera agrícola y la falta de prácticas de conservación presentan grandes riesgos para especies endémicas, así como para el cambio climático. La oportunidad no está en la expansión de la frontera agrícola sino en la conversión de las tierras ganaderas. Por otro lado, hay que enfatizar en varios de los impactos positivos de la producción palmera: representa un importante ingreso económico a pequeños productores y empleo a trabajadores del sector, contribuye a la seguridad energética, y facilita la presencia de sumideros de carbono en zonas donde previamente existían praderas naturales para ganadería extensiva. Es por ello que la palma de aceite representa una buena alternativa para la conversión de ganadería en agricultura y la generación de sistemas agroforestales. De lograrse esta expansión, aunada a una intensificación sostenible de la ganadería en las zonas restantes, se pueden generar escenarios ‘ganar-ganar’. Para lograr esto se necesita una fuerte voluntad politica y una colaboración comprometida de parte de los diferentes actores involucrados.

 Como podemos ver, el caso del aceite de palma es como el colesterol: hay del “bueno” y del “malo”, promovamos el aceite de palma “bueno” como una alternativa de desarrollo para los pequeños productores por medio de esquemas asociativos y también fomentémoslo con los medianos y grandes productores, pues representa una de las alternativas claras para la conversión de la ganadería en agroforestería, en zonas que sean aptas y que no desplacen a cultivos alimentarios.